Bienvenido

Home »  Bienvenido

Casas e habitaciones de vacaciones al lado del río Mondego: privacidad, naturaleza y hospitalidad.

Situada entre Coimbra y la Serra da Estrela, entre Lisboa y Oporto, se encuentra Retiro no Rio, una finca preciosa de 10 hectáreas que se extiende por un kilómetro aproximadamente a orillas del Río Mondego. La traducción literal de Retiro no Río sería un lugar para sosegarse (retraite) al lado del río, un nombre muy apto para esta finca.

 

El valle de Mondego es un área protegida.

Esta reserva natural es el hogar de una amplia variedad de vida silvestre, tales como zorros, jabalíes, martas, mangostas, ginetas, nutrias, erizos y ardillas. Los clientes habituales son el milano real, el águila pescadora, la abubilla y el martín pescador. La naturaleza virgen es el lugar perfecto para hacer senderismo, BTT y paseos en kayak. La carpa y la pesca de perca es también una opción.

La presa de retención de Barragem da Aguieira, un embalse a unos 20 kilómetros río abajo, regula el nivel del agua en el río. Durante la primavera cierran parcialmente la presa y a finales del verano vuelven a abrirla. A esto se debe que durante los meses de verano el río es bastante ancho, sin embargo durante los meses de invierno el río vuelve a su curso natural.

La mayor parte de la finca consiste de un bosque, olivares y playa del río.

Formado mayormente de coníferas, robles, abedules, mimosa, madroños , algunos eucaliptos e higueras. En un prado hay árboles frutales y unos olivos milenarios. Este prado conduce al río, terminando en una pequeña bahía con una playa muy privada (dependiendo del nivel del agua).

En la finca se encuentra el edificio principal, dos anexos y la piscina (7 x 12 m).
Donde se encuentran los edificios el río da una curva, por lo que hay una vista espléndida sobre el río hacia tres direcciones. Los edificios están situados a unos 30 metros de la orilla del río.
El edificio principal contiene unas cuantas habitaciones y apartamentos básicos pero cómodos. Cada apartamento tiene una terraza amplia donde se puede disfrutar de la vista espléndida sobre el río.

Productos caseros de la huerta.

Por la mañana pueden desayunar con mermeladas caseras en nuestra acogedora terraza cubierta, con vista sobre el río, y al atardecer pueden arrimar su silla a nuestra “table d’hôte”. Además tenemos un espacio acogedor con un bar en el edificio principal para las ocasiones en las que el tiempo no nos permite comer afuera.
Hay una brisa en el río casi todas las tardes durante los meses de verano cálidos (mayooctubre). Por lo tanto no hay mosquitos.
La mayor parte del año (incluso durante los meses de invierno) el tiempo es agradable. Ya que durante las noches la temperatura baja y hace fresco, un chaleco no estaría de más.